lunes, 13 de julio de 2009

EL MAR



Amanecer en Playa Serena - Roquetas de Mar - Almería

Cuando salgo de vacaciones, me gusta ir orilla del mar. Siempre me baño, aunque el agua esté fría, porque no concibo estar ahí y que el mar no me acaricie. Es como un saludo, un abrazo. Después, los demás días, ya no me importa. Me siento bien sólo con verlo a mi lado, pasear por la noche oyendo romper las olas suavemente en la orilla. Y ahora, en mi casa, a kilómetros de allí, ¡como lo echo de menos!. Por eso he decidido poner estas fotos. Las hizo mi marido al amanecer y así, viéndolas, me consolaré. Sólo un poquito.

4 comentarios:

Ava dijo...

Me encanta el mar, yo tengo la suerte de vivir rodeada de él, pero sé a que te refieres...Cuando he vivido lejos de él, lo he echado de menos, hasta el punto de sentir agobio por no tenerlo cerca...Ánimo y verás como dentro de poco puedes darte un chapuzón!!!

Morocha dijo...

Me has hecho suspirar! Qué fotos tan bonitas :)
Yo también adoro el mar, y vivo junto a la montaña ...
Cuando lo veo siento paz, me pierdo en su inmensidad y me quedo en silencio.
No se nadar :/ por lo que soy felíz mojando mis pies o caminando por la orilla ...
Ay! por unos momentos he viajado ...
Hasta pronto!
Cariños
Silvana
Morocha

mayyica dijo...

a mi tambien me gusta mucho hacer foticos en la playa y al mar, que no es por darte envidia, pero yo lo tengo en frente :) pero a pesar de eso no he pillado un amanecer todavia, a ver si algun dia me animo a levantarme temprano y hacer una foto del amanecer de aqui :) Bscossss

lalyco dijo...

Al decirme en el mail que acababas de llegar de la playa, pensé que tu también vivías en zona cerca de la costa, aunque no la tuvieras justo al lado.
La verdad es que cuando viajo al interior me ahogo y tengo que hacer un esfuerzo por superar esa sensación de no ver el mar y su infinidad, aunque yo no soy de bañarme, pero sólo con verlo o andar mojándote los pies, es una gozada.
Si puedo mañana te escribiré un correo para preguntarte una cosa del Sal.
Besos
Besos